VIDEOS

Loading...

domingo, 15 de octubre de 2017

Boilies de Frolic








Bueno pues aquí esta una de las recetas caseras mas económicas y fáciles de hacer.
El frolic para el que no lo conozca es un pienso para perros fondante, es decir,  que no flota, lo podéis encontrar en grandes almacenes como carrefour.



Este se puede utilizar tal cual o hacernos unos buenos boilies.
Para ello utilizaremos estos ingredientes (fáciles de encontrar ) :

1-Un saco de frolic del tamaño deseado según cantidad de boilies a fabricar ,el  sabor a carne fresca va de miedo y es el que he utilizado yo para esta receta.

2-Dos botes de brovil, que hacen un total de 250g


El brovil es un concentrado de buey que se usa en cocina a modo de abecrem, el cual también se encuentra en grandes almacenes.


3-Harina de maíz



4-Harina de soja


5-Cañamón crudo molido


6-Maíz crudo molido


7-Colorante alimenticio






8-Huevos: para 2 kg. De boilies utilizaremos 6 huevos aprox.

ELABORACION:

Empezamos la parte solida: con la ayuda de un molinillo de café


 o algo parecido lo mas potente posible molemos la cantidad deseada de frolic dependiendo de los Kg. de boilies que queramos fabricar, para que os hagáis una idea vamos a preparar una receta para un par de kg. Así que molemos un Kg. de frolic, luego molemos 250g de cañamón y 250g de maíz. Una vez molido lo mezclamos todo y lo tamizamos con una criba o colador
.
 Ya tenemos la parte sólida , vamos pues con la parte liquida:

Batimos 6 huevos, y les añadimos 250g de brovil, lo seguimos batiendo hasta que se disuelva. Y ya tendríamos la parte liquida, a esta le echamos colorante al gusto del consumidor. Este preparado líquido lo vamos agregando a la parte sólida poco a poco.
Nos quedara una pasta pegajosa, pues bien a dicha pasta le vamos añadiendo las dos harinas a parte iguales hasta que nos quede una masa que no se nos pegue en los dedos, unos 250g de cada una, y ya tenemos nuestra base para unos magníficos cebos económicos








.
Amasamos bien, y ha hacer bolitas.

Una vez tengamos las bolas hechas, ponemos agua hirviendo y los vamos echando poco a poco, cuando estén listos en su punto de cocción comenzaran a flotar,
 Momento en el cual los sacaremos con ayuda de una espumadera o colador y los dejaremos secar en una bayeta o trapo de cocina un par de días, luego al congelador a esperar para la próxima jornada de pesca.

Como esto de hacer boilies a mano es muy casado, sobretodo si los hacemos sin tabla para boilies y sin pistola como hago yo, si nos sobra masa la podemos congelar tal cual y hacer más otro dia. También podemos usar el frolic para cebar sin necesidad de echar nuestros boilies, yo os recomiendo que mezcléis para el cebadero frolic y boilies de frolic.

UN TRUQUILLO:
Justo antes de introducirlos en el congelador, meteremos nuestros boilies en una bolsa de esas herméticas y con lo que nos ha sobrado de brovil, ya que este al ser tan denso queda bastante en el bote, con la ayuda de agua caliente enjuagamos dichos botes, cogeremos una jeringuilla y le echaremos una a cada bolsa de boilies, cerramos esta y los movemos, esto hará que sean mas atrayentes y atractivos para la carpa.
Sacaremos nuestro cebos del congelador un día antes de la jornada de pesca, así tendremos un cebo fresco, nutritivo y natural. Muy importante una malla para que se aireen los boilies una vez descongelados.







RESUMEN DE LA RECETA:
Para unos 2kg, 2.5 kg. De boilies:


PARTE SÓLIDA:
  1. Frolic-------------------------------------------------------------1kg.
  2. Maíz crudo molido---------------------------------------------250g
  3. Cañamón crudo molido----------------------------------------250g
  4. Colorante alimenticio------------------------------------------Al gusto
  5. Harina de maíz--------------------------------------------------250g aprox.
  6. Harina de soja---------------------------------------------------250g aprox.

PARTE LIQUIDA:
  1. Brovil-------------------------------------------------------------250g
  2. Huevos------------------------------------------------------------6 aprox.


PD. :
Yo personalmente la hago en cantidades mas grandes, muelo como un par de kilos de frolic, 300g de maíz, 400 de cañamón, le añado una docena de huevos batidos con brovil y le voy añadiendo las harinas a partes iguales hasta que esta hecho masa.
Espero que disfrutéis pescando con vuestros propios cebos.

PREPARA TUS CHUFAS





La chufa ya es un cebo conocido y utilizado por todos los pescadores de carpa, sus grandes virtudes le hacen ser uno de los cebos preferidos de muchos pescadores avanzados.
Todos sabemos que no se puede abusar de ella debido a su gran dureza, ya que puede dañar  a la carpa si la ingiere en exceso. Es un cebo que las mismas carpas van repartiendo por todo el embalse,  con una atracción brutal  debido a sus componentes dulces. Pero la cualidad que hace a este cebo ser un numero uno  es la resistencia contra los ataques de los cangrejos, aunque sique es verdad que cuando están muy voraces, se comen la chufa, los cebos artificiales y lo que le pongas.
Este cebo viene en un formato seco y arrugado, y nosotros debemos tratarlo para que sea apto y lo mas atractivo posible para las carpas.


Pues bien, como en todo, hay muchas maneras de preparar este cebo, algunas más efectivas que otras, y alrededor de este en concreto hay muchas recetas.
Nosotros vamos a mostrar la que utilizamos nosotros, y os explicaremos el porqué de cada cosa.
El primer paso es encontrar chufa de calidad, ésta la podemos encontrar en muchos sitios pero la cuna esta en Valencia, donde hay infinidad de casas que sirven al pormenor.
De todos los cebos que elaboramos nosotros mismos este es el que más hincapié hay que poner a la hora de ponerlo en remojo, ya que es un cebo que viene arrugado y terminará con mas volumen y terso, esto quiere decir que absorberá muchísima agua, pues bien, este es el momento de añadirle los aditivos que queramos ya que penetraran en la chufa de forma natural. En esta foto podéis ver el antes y el después de su preparación.
Al contrario de lo que opina la gente, a la chufa no es conveniente añadirle azúcar durante su remojo, ya que esta actúa como una película impermeable y no la deja absorber toda el agua que necesita. Por lo cual, nosotros en este momento le añadimos edulcorante liquido, que lo podéis encontrar en vuestro comercio alimenticio habitual. Esto aumentará el dulzor de la chufa, aunque ésta ya es muy dulce de por si.
Si quieres aumentar aun mas la atracción, nosotros le añadimos un sirope de chufa que potencia el sabor, olor e incentiva las señales químicas que emitirá cuando este en el agua.
Tras cuatro días de remojo en el agua con los aditivos mencionados, nuestras chufas deben estar completamente tersas, sin arrugas, esto nos indica que ya están en su punto para la cocción.
Este punto es el más delicado y donde todo el mundo comente el mismo fallo. Si nos pasamos con la cocción le sacaremos todo el jugo a la chufa. 


La gente se empeña en sacarle la baba a la chufa y no son conscientes que si el liquido que recubre la chufa después de cocerla es pura baba, la chufa esta exprimida, como un saco de infusión después de usarlo, y es todo lo contrario, queremos centrar la atención del pez en nuestra chufa, por lo cual, el tiempo de cocción es de 20 minutos contando desde que empieza a hervir el agua.
De este modo la chufa conservará todo su nutriente. Esto  seria el 50% de tener una chufa de éxito. El otro 50% es no dejar que fermente, otro gran fallo. Es un error dejar que fermente la chufa ya que queda ácida, no dulce. Empieza a oler a vino y ya no esta en su punto. Por lo cual recomiendo hacer la que vamos a usar el fin de semana o por el contrario congelarla según la preparamos.
Así tendremos siempre la mejor chufa en el mejor estado. Podréis comprobar que la baba sale, pero por si sola, la cual es ideal para remojar engodos.


Como nota personal os digo que si estáis pescando con los cangrejos en su punto máximo de voracidad la mejor opción es hacer la chufa sin aditivos e incluso cocer algunas menos tiempo y usarlas solo de cebo de anzuelo.
Otro truquillo que funciona muy bien es aprovecharnos de la gran variedad de tamaños de las chufas, ya que las hay micro, estándar, xl y yumbo, las primeras ideales para cebar.
Sobre su almacenamiento deciros que  lo ideal es hacerlo en cubos herméticos ya que generan polillas como gran parte de las semillas almacenadas a granel.